Originalmente la película fue titulada De la Ambición al Significado (Ambition to Meaning). El Dr. Dyer explora el viaje espiritual que hacemos en la segunda mitad de nuestra vida; cuando buscamos un propósito que dé sentido a nuestra existencia y en el que aportamos una contribución única y personal al mundo.

 

 

En esta película Wayne W. Dyer explora el viaje espiritual de la ambición al significado, mostrando el poderoso cambio de construir en base al ego, lo que nos han enseñado desde edad temprana nuestros padres- de acuerdo a una sociedad que promueve el logro ,la acumulación y la competitividad – en contraste con una vida basada en el significado, centrada en el servicio y en el dar.

Con las historias entrelazadas de un hombre de negocios, de una madre de dos hijos que busca su propia expresión en el mundo, y de un director que intenta hacerse un nombre, esta película entretenida no sólo inspira, sino que también nos enseña cómo crear una vida llena de significado y de propósito.

«Entramos totalmente desprevenidos en el atardecer de la vida. Y lo peor de todo es que no podemos vivir el atardecer de la vida con el mismo programa que la mañana, pues lo que en la mañana era mucho, en el atardecer será poco. Y lo que en la mañana era verdadero, en la tarde será falso.

Una de las cosas más simples que se aprenden en el atardecer de la vida, cuando pasas a la fase del sentido de la vida, es darte cuenta de que provienes de una fuente, podemos llamarla Dios, Tao, no importa como la llamemos, esa fuente está en todas partes, no hay lugar donde no esté, tiene que ser así porque lo crea todo, todo proviene de esa fuente, por lo tanto si está en todas partes también está en mí. Y si está en mí está claro que también tiene que estar en lo que siento que me falta en la vida. Si entiendes esto, de algún modo ya estás en sintonía, en espíritu con todo lo que echas en falta en la vida y te gustaría tener. Solo te queda la manera de formar parte de ello y ser consciente de que ya estás en sintonía.

El problema es que no sabemos como pasar a la fase del sentido de la vida. Se trata de dejarse llevar por él, por Dios o la fuente de todo, de forma que lleguemos a un lugar donde sintamos que no estamos solos, que nos van a guiar, que tenemos una naturaleza y que podemos confiar en ella. ¡Déjate llevar por él en vez de intentar controlarlo todo!.

El Cambio, The Shift (Película)
Puntuanos